Durante su embarazo

El Parto Prematuro
El parto prematuro es el parto que tiene lugar antes de las 37 semanas de gestación. (La mayoría de los embarazos dura de 38 a 42 semanas, y la fecha del parto normal es 40 semanas después del primer día de su último período menstrual). El parto prematuro puede ocurrirle a cualquier mujer. Sólo aproximadamente la mitad de las mujeres que tienen un parto prematuro pertenece a un grupo de riesgo conocido. Cerca del 12 por ciento de los nacimientos en los Estados Unidos (1 de cada 8) son prematuros. Los bebés prematuros tienen un riesgo mayor de necesitar hospitalización, tener problemas de salud a largo plazo y morir, comparado con los bebés nacidos a término.

El parto prematuro a veces puede impedirse con una combinación de medicamentos y reposo. Cada vez es más frecuente poder demorar el parto lo suficiente para transportar a la mujer a un hospital equipado con una unidad de cuidados intensivos neonatales (NUCI, por sus siglas en inglés) y administrarle un medicamento que acelera el desarrollo de los pulmones del bebé.

Qué puede hacer usted:
Llame a su médico o vaya al hospital de inmediato si cree que está por tener un parto prematuro. Algunas de las señales del parto prematuro son:
  • Contracciones que hacen que su barriga se endurezca mucho cada 10 minutos o con más frecuencia
  • Cambio en el color de su flujo vaginal, o sangrado de la vagina
  • La sensación de que su bebé está empujando hacia abajo. A esto se le llama presión pélvica.
  • Dolor débil en la parte baja de la espalda
  • Cólicos como si tuviera la regla o el período
  • Dolor de barriga con o sin diarrea


Su proveedor de cuidados de la salud puede indicarle que:

  • Vaya a su consultorio o al hospital
  • Beba 2 o 3 vasos de agua o jugo (no tome café ni gaseosa)
  • Deje de hacer lo que estaba haciendo y descanse recostada sobre su lado izquierdo por una hora

Si los síntomas empeoran o no desaparecen después de una hora, llame nuevamente a su médico o vaya al hospital. Si los síntomas desaparecen, descanse el resto del día. Si los síntomas se detienen pero regresan, llame a su médico nuevamente o vaya al hospital.

No es necesario que tenga todos estos síntomas para tener un parto prematuro. Actúe aunque sólo tenga uno de ellos.

¿Qué es el parto prematuro?
Se considera parto prematuro a todo nacimiento que tiene lugar antes de las 37 semanas de gestación. En los Estados Unidos es una causa de mortalidad infantil y de enfermedades crónicas de muchos bebés. Todas las mujeres embarazadas necesitan estar bien informadas sobre el parto prematuro y saber por qué ocurre y qué pueden hacer para prevenirlo.

El nacimiento prematuro se produce en el 11 por ciento de todos los embarazos en los Estados Unidos, a menudo por razones no conocidas. Un embarazo normal dura aproximadamente 40 semanas. Esa cantidad de tiempo significa que el bebé tiene las máximas probabilidades de nacer sano. Los embarazos que terminan entre las semanas 20 y 37 de gestación se consideran prematuros y todos los bebés prematuros tienen un riesgo significativo de sufrir problemas de salud.

Es posible que haya leído en los diarios sobre bebés que nacen mucho tiempo antes de término y que gozan de buena salud, pero es importante que sepa que son casos excepcionales. Los bebés que nacen antes de término tienen un riesgo muy alto de sufrir problemas cerebrales y otros problemas neurológicos, respiratorios y digestivos, e incluso de morir durante los primeros días de vida. Lamentablemente, también corren el riesgo de sufrir un retraso en su desarrollo y tener problemas de aprendizaje en la escuela, lo que demuestra que los efectos del nacimiento prematuro pueden ser devastadores durante toda la vida del niño. Cuanto más tiempo antes de término nazca el bebé, más problemas es probable que tenga.

¿Por qué se produce el parto prematuro?
No estamos realmente seguros. Existen muchas teorías, pero ninguna se ha comprobado. Es posible que el estrés tenga algo que ver en algunos casos, así como los antecedentes de salud personales o infecciones o ciertas actividades realizadas durante el embarazo, como fumar o consumir drogas.

¿Quiénes corren el riesgo de tener un parto prematuro?
Todas las mujeres embarazadas corren el riesgo. Actualmente, sólo podemos predecir aproximadamente el 50 por ciento de los partos prematuros antes de las 37 semanas de gestación. Por esta razón, es muy importante que todas las mujeres embarazadas conozcan los factores de riesgo, los síntomas de parto prematuro y qué hacer si sospechan que pueden estar teniendo un parto prematuro.

Se ha comprobado que las mujeres que tienen el riesgo más alto de tener un parto prematuro son aquellas que:

  • Ya han tenido un parto o bebé prematuro
  • Están embarazadas de mellizos o más bebés
  • Han tenido más de tres abortos o abortos espontáneos
  • Sufren mucho estrés durante el embarazo
  • Sufren maltrato físico, sexual o emocional
  • Fuman cigarrillos
  • Beben alcohol
  • Consumen drogas ilegales
  • Tienen menos de 17 años o más de 35
  • Tienen una infección en el tracto vaginal o las vías urinarias no tratada durante el embarazo
  • No aumentan suficiente peso durante el embarazo, especialmente aquellas que empiezan el embarazo con un peso normal o bajo peso
  • Tienen anormalidades uterinas, del cuello uterino o de la placenta
  • Tienen complicaciones del embarazo, como sangrado o alta presión arterial

Recuerde que muchas mujeres que no presentan ninguno de estos factores de riesgo también tienen partos prematuros. Así que, ¡continúe leyendo!

Cómo prevenir el parto prematuro
Puede ayudar a prevenir el parto prematuro tomando conciencia de sus síntomas y siguiendo algunas instrucciones sencillas. La clave para prevenir un nacimiento prematuro es buscar ayuda médica de inmediato si tiene cualquiera de las señales del parto prematuro.

Algunos medicamentos pueden retrasar el parto si se los toma a tiempo. Los medicamentos llamados glucocorticoides, si se los administra 24 horas antes del parto, pueden ayudar a acelerar la madurez de los pulmones y del cerebro del niño, y, de esta manera, reducir algunos de los problemas de salud más graves que suelen afectar a los bebés prematuros. Estos medicamentos sólo funcionan si la mujer recibe atención médica rápidamente, por lo que es esencial saber identificar los síntomas.

Señales del parto prematuro
Recuerde que el parto prematuro es todo parto que tiene lugar entre las semanas 20 y 37 de embarazo. Estas son las señales:

  • Contracciones que hacen que su barriga se endurezca mucho cada 10 minutos o con más frecuencia
  • Cambio en el color de su flujo vaginal, o sangrado de la vagina
  • La sensación de que su bebé está empujando hacia abajo. A esto se le llama presión pélvica.
  • Dolor débil en la parte baja de la espalda
  • Cólicos como si tuviera la regla o el período
  • Dolor de barriga con o sin diarrea

Si comienza a tener cualquiera de estos síntomas entre las semanas 20 y 37 de gestación, siga las instrucciones de la siguiente sección "Qué hacer si tiene síntomas de parto prematuro".

No deje que nadie le diga que estos síntomas son "malestares normales del embarazo". Si tiene cualquiera de estos síntomas (no es necesario que los tenga todos) antes de las 37 semanas de gestación, debe hacer algo al respecto.

Qué hacer si tiene síntomas de parto prematuro
Llame a su médico o vaya al hospital de inmediato si cree que va a tener un parto prematuro. Su médico puede indicarle que:

  • Vaya a su consultorio o al hospital para un chequeo
  • Beba 2 o 3 vasos de agua o jugo (no tome café ni refresco)
  • Deje lo que estuviera haciendo y descanse recostada sobre el lado izquierdo durante una hora

Si los síntomas empeoran o no desaparecen después de una hora, llame a su médico nuevamente o vaya al hospital. Si los síntomas desaparecen, descanse el resto del día. Si los síntomas se detienen pero regresan, llame a su médico nuevamente o vaya al hospital.

Cuando llame a su médico, asegúrese de decirle a la persona que la atiende que cree que está teniendo un parto prematuro. La única manera en que su médico puede saber si está por tener un parto prematuro es haciéndole un examen interno del cuello uterino. Si el cuello se está dilatando, es posible que esté comenzando el parto prematuro.

Usted y su médico forman un equipo y trabajan juntos para que usted tenga un embarazo sano y un bebé sano. Todo equipo funciona mejor cuando todos sus miembros participan, por lo que estar bien informada sobre el parto prematuro puede ser esencial para ayudarle a prevenirlo. Hable con su médico sobre esto y asegúrese de asistir a todas sus citas de cuidados prenatales. El parto prematuro es una de las complicaciones del embarazo que los médicos están luchando por erradicar. Su participación en esta lucha es tan importante como la de ellos.

AddThis Bookmark

Send your questions to our health information specialists at askus@marchofdimes.org