Durante su embarazo

El fumar
El fumar es dañino para su bebé. Cuando fuma, su bebé recibe menos oxígeno. La falta de oxígeno puede causar un retraso en el crecimiento y aumento de peso del bebé en la matriz. El fumar durante el embarazo también ha sido vinculado con el parto prematuro y otras complicaciones del embarazo. 

Qué puede hacer:
Deje de fumar o trate de fumar menos. Sabemos que es difícil, pero recuerde, usted lo está haciendo por su bebé. Los siguientes recursos pueden ser de ayuda: Si usted está embarazada, evite el humo de otros fumadores. Los estudios sugieren que la exposición regular al humo de segunda mano puede ser dañino para el bebé.

Consejos para dejar de fumar
  • Escriba las razones por las que quiere dejar de fumar. Mire su lista cada vez que tenga la tentación de fumar.
  • Elija un “día para dejar de fumar”. En ese día, deshágase de todos los cigarrillos, encendedores y ceniceros.
  • Manténgase alejada de los sitios, las actividades y personas que le provocan el deseo de fumar.
  • Pídale a su pareja o amistad que le ayude a dejar de fumar y, llame a esa persona cuando sienta deseo de fumar.
  • Pregunte a su profesional de la salu sobre asistentes que la puedan ayudar a dejar de fumar, tales como los parches, chicles, spray nasales y medicamentos. No los utilice sin antes obtener la autorización de su profesional de la salud, especialmente si está embarazada.
  • No se desanime si no deja de fumar por completo inmediatamente. Siga tratando. Si no puede dejar de fumar, trate de fumar menos.
  • Pregunte a su empresa o empleador sobre los servicios ofrecidos o cubiertos por el plan médico.
  • Averigüe sobre la disponibilidad de grupos de apoyo o programas de cese en su comunidad. Usted puede obtener información de su proveedor de cuidados médicos, hospital o departamento de salud.
Junio de 2011
AddThis Bookmark

Send your questions to our health information specialists at askus@marchofdimes.org